Breve reseña de "Un mar de problemas", novela de Donna Leon

Un mar de problemas es el décimo libro de la serie del comisario Brunetti y el primero que leo de Donna Leon. Me ha dejado una sensación agridulce (¿se puede decir algo así de un libro?). Lo empecé como novela negra, tras un comienzo impactante, pero a los pocos capítulos decae la intriga y evoluciona hacia lo que parece ser una novela costumbrista; se mantiene como tal hasta casi el capítulo veinte (de los 27 con los que cuenta) en el que vuelve a resurgir el interés por descubrir al autor de los asesinatos. Obviamente, a lo largo de los capítulos se mantiene el hilo argumental, pero la tensión dramática cae a niveles mínimos en esos capítulos intermedios.

Duelo de lectores


    
—Ya veo que estás leyendo en el Kindle, abuelo. ¿Qué tal?

     —No está mal, pero sigo prefiriendo leer en un libro de verdad, en papel.

     —¿Y no te gusta que puedas cambiar el tamaño de las letras para que no tengas que forzar la vista?

     —Ahí te doy la razón. El otro día aumenté el tamaño hasta que sólo cupo una palabra por página.

     —O sea, que también te gusta jugar.

Mis prejuicios contra "Orgullo y prejuicio", la novela de Jane Austen

Solo recuerdo una novela que haya leído en menos tiempo que Orgullo y prejuicio, y fue Un mundo feliz, de Aldous Huxley: me bastó una sola noche. Para la novela de Jane Austen he necesitado cuatro días; en su descargo hay que decir que tiene algo más de cuatrocientas páginas contra las menos de trescientas de Un mundo feliz. ¿Y cómo es que me ha interesado tanto su lectura cuando he pospuesto durante años, ahora sé que demasiados, conocer la obra de Jane Austen?, me pregunto; y me respondo: Por mi prejuicio contra la literatura romántica. Después de leer esta novela, reconozco que este prejuicio me acompaña aún ya que, al menos para mí, Orgullo y prejuicio no es una novela romántica; es una obra soportada en los laberintos emocionales de un grupo de personas que tienen que sobrevivir en un entorno adverso.

¿Eres de "WhatsApp" o de "email"?

Después de superar las antiguas clasificaciones para agrupar a las personas (derechas/izquierdas, madridista/atletista, madrugador/trasnochador, y otras más denigrantes aún), he comprendido que hoy lo que importa es saber si se pertenece al grupo de los que prefieren el correo electrónico (en adelante, lo llamaré email, palabra más extendida que "correo electrónico" incluso en zonas hispanohablantes) o al grupo de los que idolatran WhatsApp. Por supuesto, hay un silencioso y anónimo tercer grupo formado por los que no utilizan ni una ni otra aplicación; conozco pocas personas de esta última categoría, aunque puede que sea la comunidad más numerosa si elevamos el cómputo a nivel planetario.

¿Es "Lolita", la obra de Vladimir Nabokov, una novela pornográfica?

Lolita, la novela de Vladimir Nabokov, no me ha parecido una novela pornográfica, por mucho que las adaptaciones al cine y, sobre todo, los que no la han leído se hayan empeñado en situarla dentro de ese género literario. Las referencias al sexo son tan refinadas que, a veces, cuesta darse cuenta de ellas. Cierto que la relación entre un hombre de más de cuarenta años y una niña de doce es muy perturbadora: el protagonista, que no es Lolita, reconoce la situación y se autocalifica de violador reincidente. Por ello, mis comentarios a la historia e, incluso al tema, no van a ir más allá; aspectos que el propio autor parece despreciar.

Redes sociales