¿Hay palabras que repites demasiado en tus textos?-5-Pasos finales en Excel

Ya hemos completado el viaje, al menos el informático, y recogido los frutos de nuestro esfuerzo: contamos con un fichero en Excel con una lista con la posición de cada palabra de nuestro escrito; lista en la que se han resaltado los casos en los que dos palabras iguales están "demasiado" próximas entre sí, según nuestro criterio.

Reseña de "Vicio propio", novela de Thomas Pynchon

Empiezo por el final: "Vicio propio", de Thomas Pynchon, me ha parecido la novela más fresca desde que leí "El libro de Rachel", de Martin Amis. El estilo literario está impregnado todo él por el desenfado con el que se desenvuelven los personajes, en especial el protagonista; hasta el punto de que parece provocativo por lo cercano que presenta la droga y el sexo. Un detective/protagonista que, a pesar de estar casi siempre fumado, es una buena persona.

¿Hay palabras que repites demasiado en tus textos?-4-Pasos iniciales en Excel

Ya sabemos qué buscamos con este procedimiento: conocer la densidad de repetición de cada palabra de nuestros textos (en el primer artículo); ya establecimos su alcance y limitaciones (en el segundo) y desarrollamos una macro de Word que generaba un listado con los datos (en el tercero). Lo siguiente será tratarlos para hacerlos “digeribles”, de forma que consigamos que nos informen de lo que buscamos. Este post tratará de explicar cómo lo haremos. Para conseguirlo contamos con la herramienta ideal: Microsoft Excel.


Impresiones de "El pensionado de Neuwelke”, novela de José. C. Vales

“En nuestro tiempo de realismos y descreimientos, apenas se atreve uno a declarar que el mundo es un lugar asombroso, lleno de misterios y maravillas incomprensibles; sin embargo y por fortuna, el mundo no es tan simple y tan vulgar como creen quienes son incapaces de asombrarse ante el agua, una manzana o una luciérnaga. Si los simplistas se permitieran un instante de reflexión, admirarían esos objetos con un asombro cercano al anonadamiento. Además, el mundo no sólo es maravilloso, enigmático y misterioso, sino que parece la mismísima imagen de una fertilidad desbocada, repleta y llena de miles y millones de objetos y seres, formando un caos que sólo la presunción y el envanecimiento pueden considerar sometido al imperio de la razón y la ciencia. Por fortuna más que por desgracia, nuestro universo es caótico, azaroso, incomprensible y sorprendente, y no admirarse ante el monumental desconcierto de la vida sólo revela una cierta incapacidad para gozar de ella.”

Redes sociales