La magistral estructura de "Soldados de Salamina", novela de Javier Cercas

El 22 de agosto de 2004 acabé de leer por primera vez Soldados de Salamina. Sí, apunto cuándo termino un libro. ¿Triste? Deformación profesional. En aquella ocasión lo leí por placer. Me costó poco dinero. Era el número 1 ó el 2 de la Colección Narrativa Actual de Planeta Agostini. De los que casi regalaban con la idea de que te engancharas y siguieras comprando los siguientes números. Por supuesto, no caí en la trampa, pero ya que tenía Soldados de Salamina a muy buen precio, lo leí sin grandes expectativas ni referencias. Por aquel entonces yo leía todo lo que caía en mis manos. Hoy, ya no, hoy selecciono y solo leo aquello que me recomiendan insistentemente. Y por eso he vuelto a leer Soldados de Salamina.

Mi segundo encuentro con Jane Austen se llama Emma

Después de leer "Orgullo y prejuicio", me quedé con ganas de leer más de Jane Austen. Me recomendaron "Emma" y acabo de terminarlo. El argumento puede considerarse tradicional con una línea del tiempo sin idas y venidas al pasado y con una intriga que se limita a la pregunta de quién se casará con quién. Sin embargo, esta aparente sencillez no deja de ser la excusa para presentar una novela que no sé si incluir en el género de la novela de intriga, en el de la humorística o en el de la costumbrista. Lo que sí tengo claro es que no pertenece al género romántico: solo hay una pequeña escena con unas pocas y efusivas frases de amor entre los personajes.

Redes sociales