¿Hay palabras que repites demasiado en tus textos?-6-Conclusión

Que hayan sido cinco los artículos de esta serie me ha hecho pensar que, muy posiblemente, se haya generado la sensación de que el procedimiento que he ido describiendo es largo y, por tanto, poco práctico. O, como mínimo, que resulta más rápido utilizar el buscador de Word o, mejor, la herramienta estadística de Scrivener. Sé que no es así y que el método que he descrito no es solo más exhaustivo sino también mucho más eficiente y rápido; intentaré corroborar esta afirmación en este último artículo de la serie con un pequeño ejemplo práctico (ya sabéis, me cuesta evitar mi vena científica)

Pongamos que quiero comprobar el uso de palabras repetidas en el anterior artículo de este blog: «Reseña emocional de "Sin novedad en el frente", novela de Erich María Remarque». Hago lo siguiente:


  1. Abro Word.
  2. Copio y pego en un documento en blanco de Word el texto completo del artículo.
  3. Ejecuto la macro/programa de Word "Posición" que creé y guardé para usos futuros según indiqué en el artículo 3 de esta serie (macro que, como recordaréis, avisé de que no habría que retocar nunca más, salvo que se quieran modificar las palabras a excluir del análisis). Cuando la macro avisa de que ha terminado, se ha generado un nuevo documento Word con una lista numerada de palabras.
  4. Abro Excel.
  5. Copio y pego la lista de palabras completa (seleccionando todo) del documento creado por la macro Word en una pestaña vacía de un nuevo libro de Excel.
  6. Ejecuto la macro de Excel "Repeticiones" que creé y guardé para usos futuros, según indiqué en el artículo número 4. Al acabar existe una nueva pestaña "TOTAL" en el libro de Excel.
  7. En la pestaña "TOTAL" cambio el número de páginas por "1", ya que el artículo es de esta dimensión.
  8. En esta pestaña "TOTAL" aparecen resaltadas 7 palabras en rojo. Busco cada una de ellas utilizando el buscador de Word y analizo caso por caso:

    • franz: entre las posiciones 169 y 211. Procede de un texto copiado de la novela que reseño; por tanto, esta repetición es correcta.
    • kemmerich: entre las posiciones 170 y 212. Mismo argumento que en la palabra "franz".
    • mandos: entre las posiciones 277 y 284. En este caso habría quedado mejor si hubiera eliminado la palabra en la segunda reiteración.
    • ni: entre las posiciones 92 y 97. Nuevamente, habría mejorado algo el estilo si hubiera utilizado alguna otra palabra para una de las dos ocasiones.
    • nos: repetida tres veces, en las posiciones 294, 316 y 324. Está dentro del texto original de la novela reseñada. Nada que objetar.
    • nuestros: entre las posiciones 342 y 345. Mismo caso que "nos".
    • todo: entre las posiciones 263 y 311. Quizás podría haber sustituido el primer "todo" ya que el segundo pertenece al texto de la novela reseñada.

Para los pasos 1 a 7 (los parcialmente automatizados) he necesitado 2 minutos, mientras que el paso 8 (el que ningún programa puede evitar y que es genuinamente literario y discrecional), me ha llevado 5 minutos. Si en lugar de ser una sola página fueran 100 (como es el caso de una novela corta), calculo que los 2 minutos de los pasos 1 a 7 se habrían convertido en 10, y que el paso 8 habría consumido horas; aun así, serían muchas menos que las que hubiéramos necesitado si siguiéramos un procedimiento manual en Word de prueba y error; procedimiento que nunca podría haber sido tan exhaustivo y fiable como el automatizado.

En último término, el procedimiento / programa / método que he ido describiendo a lo largo de estos seis artículos habría servido, al menos, para identificar qué palabras hay que buscar en Word porque estén repetidas y demasiado próximas entre sí; sin la ayuda de este procedimiento / programa / método, nos tendríamos que fiar de nuestro propio "olfato" al releer nuestro texto; yo sé que el mío no es muy fiable y continuamente me hace obviar repeticiones flagrantes.

Espero que os hayan sido de utilidad estos artículos. Cualquier duda o sugerencia podéis hacérmela llegar a través de vuestros comentarios o por mensaje directo.

Photo by Jon Ottosson

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes sociales