Un pequeño comentario de "El significado de la noche", la novela de Michael Cox


Empecé a leer esta novela sin estar convencido de querer hacerlo, solo porque me la recomendó un buen amigo. Me sumergí en ella sin conocer al autor, Michael Cox, ni haber recibido ninguna otra recomendación previa. Sin expectativas.


Conforme avanzaban los capítulos, la novela me fue convenciendo más y más. Primero, por su preciosista ambientación, desplegada para sumergirnos en las costumbres británicas de mediados del siglo diecinueve. Y, después, una vez introducido en el sueño de la ficción, por su hábil estructura y por el inteligente engarce de todos los elementos de la trama. Sólo desmerece algo el conjunto el hecho de que resulte ligeramente predecible en algún momento, aspecto que no debió preocupar al autor ya que desde las primeras líneas el narrador se encarga de dejar claro que la narración es la historia de una venganza, quién es el vengador y quién es el vengado.

No quiero dejar de mencionar la calidad de la prosa, la sonoridad del fraseo, tanto en la narración pura como en los diálogos. Siempre con una exquisita corrección, que no impide que interiormente fluyan fuertes emociones. Una dualidad, un comedimiento tanto en los personajes más nobles como en los más mezquinos, que nos hace la lectura agradable a la vez que intrigante, por las tensiones internas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes sociales