Cómo aprovechar OneNote para las recomendaciones de lectura que recibas

No dejo de recibir recomendaciones de lectura. Familiares, amigos, colegas y profesores no se cansan de aconsejarme que lea esta novela o aquel ensayo. Y aunque no lo hicieran, yo mismo no paro de aumentar el número de lecturas pendientes: suelo tomar nota de aquellas que aparecen en blogs, libros o revistas, e incluso de las que oigo en programas de radio y de televisión.


Ello no sería muy problemático si, llegado el momento, supiera cuál tendría que ser mi siguiente lectura. Mejor no hablar de lo injusto que me parece que las últimas recomendaciones se coloquen descaradamente en los primeros puestos, ya que las que llevaban algún tiempo entre las recomendaciones perdían gran parte del encanto que tuvieron cuando las apunté. Por último, no era desdeñable el nivel de ansiedad que se me generaba cada vez que comprobaba cómo crecía sin límite la lista de recomendaciones; lista que, hasta cierto punto, consideraba "deberes".

De una forma no premeditada, OneNote vino en mi ayuda. Empecé a anotar las recomendaciones en esta aplicación, para probar, y terminé por montar un sistema de gestión que me ha resuelto gran parte de los inconvenientes citados. Esto es lo que he hecho:

1. He creado varias páginas en OneNote llamadas "1 recomendación de lectura", "2 recomendaciones de lectura", etc. Utilizo números y no letras al inicio de los nombres de las libretas porque es más fácil identificar las páginas de esta forma (siempre buscando un poquito más de optimización).

2. Cuando recibo una recomendación de lectura de un libro (solo de alguien cuya opinión aprecie, claro) la busco en OneNote y, si ya está apuntada en alguna de las páginas creadas, porque ya hubiera sido recomendada anteriormente, lo traslado a la siguiente página (de la 1 a la 2, o de la 2 a la 3, etc.), mediante el procedimiento de cortar y pegar.

3. Si el libro recomendado no aparece en ninguna página, lo apunto en la libreta "1 recomendación de lectura".

4. Con este sistema, leo en primer lugar aquellas recomendaciones que se encuentran en la página con mayor número de recomendaciones y, dentro de esta, empezando por el libro que se recomendó primero, ya que las nuevas incorporaciones se van colocando al final de la lista de cada página.

Puede sonar un trabajo pesado, pero no lo es en absoluto, en especial si te gustan los libros. Solo se trata de apuntar lo que te van diciendo (con OneNote, en cualquier sitio, siempre que tengas a mano un dispositivo móvil) en la página correspondiente.

En cualquier caso, siempre estoy abierto a aprender nuevas formas de hacer, por lo que me encantaría conocer otros sistemas de gestión de recomendaciones que estéis utilizando y que os funcionen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes sociales